domingo, 27 de junio de 2010

El sueño de una noche de verano en la ciudad: Desaparecer/Aparecer



 Ayer hubo fiesta toda la tarde y toda la noche en la Plaza de La Luna. Los cines siguen cerrados, los nuevos locales de diseño y las tiendas de moda de eso que ahora llaman El Triball estaban abiertos, las prostitutas que trabajan en el barrio, y que son una mezcla de las de la calle San Juan de los Reyes de Granada y de las del París de Irma La Dulce, estaban en plena jornada, y en la plaza que hace años era guetto de yonkies habían montado puestos de bocadillos y refrescos, y un gran escenario. En el público parejas cool con niños pequeñitos y preciosos se meclaron con skaters pre-adolescentes y los modernos de la ciudad. Una banda nacida a orillas del Pisuerga, caracterizados como si acabaran de salir de una película de Sam Peckinpah, me sorprendieron con su música fronteriza de los estados del sur (del sur de otro país). Más tarde, al caer la noche, una chica de la vega de Granada, tatuada hasta las cejas, arropada por unos músicos no tan buenos, emulaba a las Pin-ups de los 50, y reclamaba nuestra mirada con el movimiento voluptuoso de su carne. Yo esperaba un buen strip-tease, pero no era el lugar adecuado. Entre medias, Anni B. Sweet ( ayer too sweet for me, by the way) hizo una vesión de la canción que aparece arriba. El calor de este verano en Madrid se anuncia insoportable, y yo recién estreno un horario de persona normal. No podré pasarme los días durmiendo y las noches en la calle como sería lo más apropiado a este clima. Y ahora viendo el video de Take on me, cuando se aproxima la medianoche y empieza por fín a soplar un poco de brisa me acabo de dar cuenta de lo que quiero. De lo que he querido todo el día. Era lo que me apetecía esta mañana para desayunar, lo que me hubiera deseado a la hora de la siesta y lo que sueño ahora que se ha hecho de noche. Un viaje, desaparecer y aparecer en otro lado, colarme en las páginas de una historia y vivirla muy intensamente.

Algunas referencias interesantes sobre Desaparecer/Aparecer de este fín de semana y otros datos: 

1.- Villa Amalia, película de Benoît Jacquot, basada en la novela de Pascal Quignard y protagonizada por Isabelle Huppert y mi querido Jean Hughes Anglade.


2.- Cómo desaparecer sin dejar rastro, La petite Claudine. En cuatro capítulos brillantes la administradora de este blog nos explica algunos datos útiles para esta eventualidad. Además utiliza como fotografía de referencia para la primera entrega un fotograma de una película que me flipa: "Corre, Lola, corre" ( Lola rennt), con la maravillosa Franka Potente.
http://www.lapetiteclaudine.com/archives/008605.html


3.- Algunas bandas suecas de pop ( a propósito de los suecos A-ha): The Cardigans, The honeymoons, Peter, Bjorn and John, The Radio Dept,The Mary Onettes , I´m from Barcelona


4.- Irma la Dulce, otra de mis favoritas de Billy Wilder. 

5.- Arizona Baby, Vinila Von Bismarck, Anni B. Sweet y L.A. tocaron ayer para celebrar el Dia de la Música en la Plaza de los cines Luna. 
http://www.myspace.com/arizonababyrocks


6.- El Triball, tradicionalmente conocido como la zona del Triángulo de Ballesta, detrás de la Gran Vía 
 http://www.triballmadrid.com/s.asp

12 comentarios:

  1. Desaparecer es básico. Yo desaparezco mucho. Por lo menos una vez al año, durante una semana me echo a la carretera sin rumbo y sin dar mas explicaciones ni señales de vida. Apareces nuevo.

    Me gusta mucho el tema y tu forma de desarrollarlo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. ¿Y no fuiste a Jose Alfredo, que está al lado? A mí que lo de Triball me parece un cuento y un engaño...

    Pero me encanta como te narras... Prodígate más, please.

    Yo sí que estoy desaparecido...

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que jamas se desaparece del todo, entre otras cosas porque nunca deseamos desaparecer, sino dejar de aparecer una temporada.

    Y estoy con Manuel, lo del Triball... como que no cuela.

    Estoy intrigadisimo con tu nuevo trabajo. Pero no pregunto... Administrar la rutina es un arte en si mismo, seguro que lo sabes hacer de maravilla.

    ResponderEliminar
  4. Para desaparecer y aparecer no hace falta viajar físicamente: también se puede hacer sin moverse del sitio o cómo crees que sobrevivimos algunos?
    Ahora que empiezas en un nuevo trabajo a lo mejor te conviene ir practicando la dispersión evasiva...
    Creo que Squirrel tiene razón (como siempre, por otro lado): nunca deseamos desaparecer del todo, sólo por un tiempo y que, además, nos echen de menos. Eso es fundamental!
    Muak.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo29.6.10

    Estoy flipando con el Triball. Necesito urgentemente saber cómo se pronuncia: ¿a la inglesa? ¿a la catalana? Por favor, amplía información.
    La plaza Luna la tengo asociada a una amiga, porque los cines los hizo su padre y ella siempre que pasamos por ahí lo recuerda.
    Aquí hace un calor que te mueres, además húmedo... ideal para no querer dar ni golpe.
    Franka Potente también está en mi lista de nombres reales que parecen inventados de puro buenos
    besos
    Notorious

    ResponderEliminar
  6. Empiezo por el final. ¿Cómo puede alguien llamarse Franka Potente? Es un nombre espectacular. En cuanto al calor del verano en Nueva York, tiene lo suyo también, hay días que se puede masticar. Y lo del Triball no sé quién se lo ha inventado pero no cuela nada de nada, totalmente de acuerdo con Squirrel y con Manuel. A mi me suena un poco catalán, pero sería un poco incoherente pronunciar un barrio así a la catalana, aunque puede que hayan intentado que se parezca un poco a los alrededores del Macba...en fín, esto es hablar por hablar...

    Muchos besos, Notorious.

    Pra desaparecer no hace falta viajar, totalmente de acuerdo, Café Olé. En realidad cuando he escrito lo de desaparecer pensaba literalmente en colarme en las páginas de un libro, o en los dibujos de un cómic. ¿Te acuerdas cuando en Mary Poppins, Bert, los niños y ella eligen un dibujo sobre el que saltar en el parque y se cuelan en él? Luego viven toda una historia dentro del dibujo. Es una idea que me encanta. Pues algo así.

    Es verdad que nunca se desaparece del todo Squirrel, o que nunca se quiere desaparecer del todo, sino una temporada.En el concierto me encontré a una chica con la que vengo coincidiendo en sitios y ocasiones distintas desde hace años. Cuando me vine a Madrid empecé a verla también por aquí, en los conciertos, en algunos saraos, y de repente desapareció. Y volvió a aparecer la otra tarde en mitad del público. Me dijo que ha estado viviendo tres años en Perú y Paraguay, y recorriendo el continente con su mochila. Un poco como Manuel. No sé muy bien qué quería decir con todo ésto. Seguir hablando de desaparecer y aparecer ( chas! a tu lado...)Uff, qué fallo, creo que la Rosenvinge te cae fatal...

    El curro no tiene ninguna intriga,está bien,me gusta. Lo único que me tiene todo el día pillada ( vaya cara que tengo) que te cotillee Notorius, que estamos conectadas por correo interno;-). La verdad es que la rutina a mi no me parece nada mal, al contrario, soy superfans de la cotidianeidad y del orden. ( Cuela?)

    Manuel, tu sí que estás desaparecido, y de qué manera. En cambio en mi rutina estás totalmente aparecido. El viernes en el autobús de vuelta del curro, vine pensando todo el rato en ti. Tratando de imaginarte en tu viaje. En cuanto coja ritmillo de persona normal me prodigaré más, lo prometo. Por cierto, qué bonito que me digas eso.

    Uno, mil gracias por pasarte por aquí. He visitado tu blog y me gusta mucho, aunque nunca he dejado ningún comentario. El tema da para mucho, la verdad. Me gusta que te guste como lo cuento. Muy bien venido

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la idea de desaparecer, supongo que por lo que ha apuntado CaféOlé. Me gusta que me echen de menos, o pensar que así ha sido.
    Desaparecer, además, me ayuda a luchar contra algo que me aterroriza, la rutina. Aunque luego me guste tenerlo todo controlado... contradicción pura.

    Triball huele a mercantilismo, esa idea si que no va a desaparecer facilmente.

    ResponderEliminar
  8. Lullu, no sabes lo que me halaga que pienses en mí y en mi blog.... Me has dejado Patty Diphuso.

    ResponderEliminar
  9. Pues sí, MCarmen, me temo que el mercantilismo no desaparece de ninguna de las maneras. La idea de desaparecer es muy buena, a mi también me gusta, y ser contradicción pura es lo más normal que se me ocurre, en el buen sentido de lo normal.

    Pues siéntete halagado,y Patty Diphusoorrr ( es por darle un toque de los 90 al nombre, que dicen que vuelve el grunge y lo indie) porque me encanta, Manuel, ya lo sabes.

    ResponderEliminar
  10. La desaparición, mi fantasía favorita. Me recomendaron Doctor Pasavento, de Enrique Vila-Matas. La verdad es que no me gustó mucho (y creo que no queda muy bien decirlo, pero es lo que hay) pero sí, trata de la desaparición. El protagonista no tenía muy claro si lo que quería era desaparecer o que lo encontraran.

    Me engancharon mucho más los artículos de La Petite Claudine, me supieron a poco. Y hay otro sitio, Frank M. Ahearn - How To Dissapear, que parece que han acualizado hace poco. Un poco raro. No sé si hay que tomarse este tema demasiado en serio.

    Qué fácil es leerte. Qué gusto.

    ResponderEliminar
  11. siguiendo por fin este blog, formalmente.
    da gusto andar por aquí.

    ResponderEliminar
  12. Borde! Qué bueno verte por aquí otra vez! Pues también me acordé de ti esta semana. Acabé Martin Eden, y me venía a la cabeza Chris McCandless, y esa foto tan impresionante que colgaste en tu blog. La primera vez que oí hablar de este chico no pensé muy bien de él, la verdad. Soy una fanática de Las aventuras de Jeremias Jhonson, y pensé que si alguien quiere vivir de esa manera, tiene que saber lo que hace, de verdad. Pero luego, conociendo la historia, y el retrato que el periodista hace de Alexander Supertramp, me quedé bastante enganchada. Y leer Martin Eden me lo ha recordado. Entiendo que te quedaras enganchado con el tema un tiempo.

    Verdad que son buenísimos esos artículos de La petite Claudine?? Yo también me quedé con ganas de más. Voy a echar un vistazo a esas referencias que dejas.

    Y por cierto, el gusto es mio.

    Jesús, bienvenido!!!!Qué alegría verte por aquí!

    ResponderEliminar